“LLEGUÉ A TUDELA VEGUÍN Y ACABÉ ENTREVISTANDO A MÁS DE CIEN PERSONAS”

Recientemente he tenido el placer de charlar con el periodista y locutor Gerardo Quintana, biógrafo de Tino Casal, con motivo del 28º aniversario del fallecimiento del músico asturiano.

Quintana, que además de colega de profesión es buen amigo, es posiblemente la persona que más sabe sobre Tino Casal en este país. Publicó en noviembre de 2007 la biografía de Casal más extensa y detallada editada hasta la fecha: “Tino Casal, Más allá del embrujo” con el apoyo y colaboración de los familiares y amigos de quien, dice, es seguidor desde que le escuchó por primera vez en Radio España, cuando se encontraba promocionando la canción Eloise.

“Me dejó cautivado su voz y su música, pero no sabía qué aspecto podía tener” confiesa Gerardo, que nos ha contado en Déjate Inspirar de Capital Radio secretos de los inicios de Tino Casal, sus primeras grabaciones, su etapa melódica o su consolidación posterior.

Curioso es, cuando menos, su primer contacto con el entorno de Casal y su tierra natal, Tudela Veguín, una localidad cercana a Oviedo, a la que llegó hace más de una década para tratar de contactar con alguien que hubiera conocido al artista. “Decidí plantarme en el pueblo e investigar. Llegué al Bar Ortea, que es el más antiguo del pueblo, y que casualmente está frente a la casa donde nació Tino” y allí consiguió entablar conversación con el dueño, que le fue presentando a unos y otros amigos y familiares.

Un feliz episodio, sin duda, que le permitió entrevistar a más de un centenar de personas. En Déjate Inspirar de Capital Radio, nos ha contado muchas de las anécdotas que cosechó después de todos aquellos encuentros. Y le he preguntado hasta dónde cree que hubiera llegado alguien tan elegantemente transgresor de no haber perdido la vida tan pronto. Gerardo cree que hubiera continuado desarrollando su faceta de pintor de manera más profesionalizada, hubiera producido a otros músicos y posiblemente, tendría un nombre también en el mundo de la moda.

Todos esos detalles, anécdotas y datos sobre Tino Casal, nos los ha contado en la entrevista que es posible escuchar a continuación y que relata una pequeña parte de “la historia de la increíble y apasionante metamorfosis de un genio”, tal como reza la contraportada de su biografía:

 

BIEN DICHO: MÁS SEDUCTORA, MENOS FRÍA

En 2014 inicié en los micrófonos de Capital Radio, la radio de Luis Vicente Muñoz, un programa, “Déjate Inspirar”, para las noches del lunes al viernes. Fue una manera reposada de desconectar de la jornada y del ruido de otras emisoras.

Déjate Inspirar tuvo una andadura en esa franja de alrededor de tres años, y ahora vuelve reconvertido para las tardes de los domingos. El espíritu es el mismo: recuperar una radio más seductora, menos fría, menos estandarizada. Que rompa con lo que hacen los demás a esa misma hora, cuya única diferencia, en muchos casos, es el sesgo ideológico de cada emisora.

Aunque maltratada, la radio sigue sonando y continúa resistiendo. Necesitamos comunicar y que nos comuniquen, y para eso, pocos inventos hay como el de la radio.

Alguna vez me han preguntado por qué prefiero la radio. Es difícil de explicar. Es como dar un beso a la persona de la que estás enamorado. Y algo tan “sagrado” merece un mejor trato. Por eso en la sintonía de Capital Radio vuelvo a apostar por los sonidos y las canciones que no suenan en otras frecuencias, o que lo hacen, pero de manera insuficiente. Con un programa que se puede escuchar en directo, de 17:00 a 19:00 (como solemos decir en Capital Radio, “hora central europea”) a través de la FM, o a través del podcast.

Esa es precisamente otra de las claves de Déjate Inspirar. Se disfruta de día o de noche. En cualquier momento del año. Cuando llueve y cuando no llueve. Y no trata de competir con nadie porque es una opción de autor.

Es posible escucharlo en el directo de Capital Radio, o a través del podcast, que puedes encontrar fácilmente en la opción Programas y Podcast de su misma web. Si lo escuchas, cuéntamelo.

Imagen: Freepik