Luis Ignacio González posee una voz modulable, versátil y con un alto grado de adaptabilidad. Del tono cálido y próximo, al comercial y persuasivo, corporativo e institucional.